Sin-título-2ff

Sin cultura no hay desarrollo

Los chilenos queremos una sociedad mejor. Este desafío requiere de políticas públicas que tengan como objetivo el desarrollo humano y no solo el crecimiento económico. En este marco, entonces, es necesario recordar y reafirmar que la cultura desempeña un rol central. Promover y proteger las expresiones culturales es la única manera de poder participar de nuestra identidad.

 

Es por eso que aspiramos a una política cultural que, sin olvidar el camino recorrido, sea capaz de agigantar y profundizar cada uno de sus pasos. Solo así podremos consolidar un ritmo y trazar una huella de iniciativas y transformaciones que permitan tanto a nuestras expresiones artísticas y culturales como a nuestro patrimonio tener el lugar que les corresponde dentro de la sociedad chilena. Ya lo sabemos: la dimensión cultural debe ser considerada y privilegiada dentro de los quehaceres del Estado y la política. Ahora nos corresponde a todos enfrentar el desafío de construir una comunidad ocupada en su desarrollo cultural.

 

Del mismo modo, creemos que es fundamental que exista una presencia fuerte de la cultura en los debates presidenciales y en las propuestas que perfilarán las acciones del Estado de aquí a los próximos cuatro años. En tal sentido, las asociaciones abajo firmantes solicitamos que los programas de gobierno consideren los siguientes  desafíos centrales:

  1. Educación y cultura: Si la creatividad es uno de los impulsos fundamentales para desarrollar actividades sociales y económicas, la enseñanza de las artes no puede continuar relegada a los rincones de la educación formal. La creatividad nos arroja a la búsqueda de nuevos conocimientos y habilidades. Por lo tanto, para despertar este impulso en nosotros, es necesario que sepamos que tenemos derecho a conocer y adentrarnos en cada una de las expresiones que conforman nuestras identidades culturales. Debemos pujar, entonces, para tener mejor acceso al goce de instancias y herramientas que surgen de y edifican la cultura. Acceder a una educación, dentro y fuera del aula, que contribuya al desarrollo integral del ser humano y al fortalecimiento de nuestra identidad es al mismo tiempo una necesidad y un derecho.

 

  1. Diversidad cultural y acceso: La pobreza y la inequidad, como lo demuestran numerosos estudios, no solo se reflejan en lo económico, sino también en el acceso a los bienes e instancias culturales. Los sectores más vulnerables y las regiones están menos provistos de espacios y medios para el encuentro del ciudadano con su cultura. Una política cultural consistente debe contemplar medidas que modifiquen de manera estructural esta desigualdad. Pero no solo se debe garantizar el acceso a la cultura sino que también a la diversidad de sus expresiones, ya que ellas constituyen un elemento fundamental en el desarrollo y el bienestar de los pueblos. Es claro que la tendencia a la concentración de los mercados transnacionales restringe nuestras opciones a aquellas con mayor impacto comercial. Por consiguiente, el acceso a la gran riqueza cultural que el mundo ofrece hoy y el dinamismo de nuestra producción cultural se ven seriamente limitados. Para que los chilenos podamos compartir y vivir nuestra cultura y la de los pueblos hermanos es necesario traducir en políticas públicas efectivas la Convención Internacional para la Protección y Promoción de la Diversidad de las Expresiones Culturales de UNESCO, 2005 aprobada y ratificada por Chile.

 

  1. Dignificación del trabajo del artista: Como todos los trabajadores chilenos, los artistas aspiran tanto a una remuneración justa como a condiciones de trabajo adecuadas. La precariedad en la que actualmente deben desarrollar su trabajo exige medidas reales que garanticen el respeto a sus derechos laborales y de autor.  Para ello se requiere fortalecer y completar el marco legal, procurando además igualar los derechos de los distintos creadores, así como las condiciones de apoyo público, que actualmente no son equivalentes.

 

  1. Una política nacional de Estado para el libro y la lectura: El libro es una de las herramientas más importantes que el ser humano ha creado. Un Estado que ponga el desarrollo integral y sustentable en el centro de sus preocupaciones debe necesariamente contar con políticas que permitan el acceso y disfrute de la lectura y el libro. Es fundamental implementar la Política Nacional del Libro y la Lectura, que contribuirá a potenciar un país de lectores y lectoras pensantes y activos y fomentará la industria editorial chilena. Se requiere por otra parte, como en casi todos los países del mundo,  reducir el IVA al libro a un 6%. Esta ha sido una medida reclamada durante décadas por la comunidad, sin que haya tenido eco en las autoridades.

 

  1. Cultura y medios de comunicación: Los medios de comunicación son potencialmente un instrumento privilegiado para la construcción de un país más democrático, pluralista y equitativo. Sin embargo, cada día vemos que en Chile, bajo la lógica del mercado y el rating, se concentran y limitan los espacios de los medios a entretener e informar. Anhelamos una televisión pública y medios de comunicación sin fines de lucro e interesados por la enorme diversidad cultural de nuestro país y la gran producción artística e intelectual de calidad que hoy carece de una plataforma de difusión permanente.

 

  1. Un presupuesto para cultura de al menos un 1% del gasto público: Actualmente los recursos públicos asignados a la cultura no alcanzan el 0,5 % del presupuesto de la nación. Por ello, y para enfrentar los desafíos que exigen hoy las políticas culturales, es necesario que la importancia que el Estado le asigna a la cultura tenga un correlato en la inversión pública.

Arte Contemporáneo Asociado, ACA
Asociación de Directores y Guionistas, ADG
Asociación de Documentalistas de Chile, ADOC
Asociación de Pintores y Escultores de Chile, APECH
Asociación de Editores Independientes
Coalición por la Diversidad Cultural
Asociación de Gestores y Administradores Culturales, Adcultura
Corporación de Actores de Chile, CHILEACTORES
Sociedad de Autores Nacionales de Teatro, Cine y Audiovisuales, ATN
Sociedad de Creadores de Imagen Fija de Chile, Creaimagen
Sociedad de Derechos Literarios, SADEL
Sociedad Chilena del Derecho de Autor, SCD
Sociedad Chilena de Interpretes, SCI
Sociedad de Escritores de Chile, SECH
Sociedad de Escultores de Chile, SOECH
Sindicato de Actores de Chile, SIDARTE
Sindicato de Artistas de Variedades, SINAV
Sindicato de Profesionales del Cine, Sinteci
Sindicato de Folkloristas de Chile
Sindicato Nacional de Trabajadores de la Música y el Espectáculo de Chile, SITMUCH
Colegio de Profesionales de la Danza de Chile, Prodanza.