Louis Armstrong

Louis Armstrong (1901-1971)

La leyenda máxima de la historia de jazz fue y será por siempre “Boca de saco” (“Satchelmouth”, que en contracción fonética sonaba “Satchmo”). Louis Armstrong es el símbolo indiscutible del género, el músico más influyente y la imagen transtemporal. Si Charlie Parker fue el innovador clave del jazz moderno, Satchmo lo fue en el jazz tradicional.

Tuvo una vida difícil que se caracterizó por duros trabajos mal pagados, noches tras las rejas y vagabundeo por las calles, hasta que su tutor King Oliver lo rescató y lo integró a la Creole Jazz Band. Su importancia histórica está en el viraje que le dio a la agrupación de jazz como tal, que durante los primeros años en Nueva Orleáns funcionaba simplemente como un ensamble de música folclórica. Armstrong incluyó a las bandas el solo improvisativo como forma de expresión individual al servicio del conjunto (y que desde entonces jamás dejaría de existir en el jazz).

Luego de dejar la orquesta de Fletcher Henderson en 1925, comenzó como líder con sus explosivos Hot Five y Hot Seven, donde no sólo fue el trompetista sino que además pudo desarrollar una nueva faceta como cantante de voz carraspeada que tuvo su climax en los dúos que construyó con Ella Fitzgerald. Falleció a los 70 años después de defender a muerte el jazz tradicional y cargando el peso de una severa crítica que lo consideraba el emblema del “Tío Tom”: el negro complaciente y sonriente al servicio del hombre blanco.

Louis Armstrong’s Hot Five

Los Hot Five fueron la primera de las grandes bandas inmortales que dirigió Louis Armstrong. Fue entre 1925 y 1927, una vez que su carrera ya estaba lanzada al estrellato. A la trompeta de “Satchmo” se unieron los hermanos Johnny Dodds (clarinete) y Warren “Baby” Dodds (batería), Kid Ory (trombón), su mujer Lil Armstrong (voz) y Johnny St.Cyr (banjo). El Hot Five fue el escenario preciso para Armstrong, ansioso de exponer su categoría como solista, a pesar de que muchos pensaban que el enorme Johnny Dodds podía llegar a amagarle la opción como centro de atención. Con esta banda surgieron una serie de piezas standards del jazz tradicional, como “Heebies Jeebies”, “Jazz Lips”, “Skid-Da-De-Dat”, “Gut Bucket Blues” y la legendaria “Cornet Chop Suey”.

Louis Armstrong’s Hot Seven

A partir de 1927, la banda de Louis Armstrong se amplió y tomó el nombre de Hot Seven (remplazando el ensayo inicial que permaneció unido desde 1925 bajo el nombre de Hot Five). Su música se volvió muchísimo más parafernálica y juguetona, elevando su nivel de virtuosismo solista hacia alturas inalcanzables. Algo de esto se pude apreciar en las sesiones con los Hot Seven, en piezas como “Twelfth Street Rag”, “Melancholy Blues”, “Wild Man Blues” y el electrizante “Potato Head Blues”.

Artistas similares:

King Oliver, Bessie Smith, Duke Ellington, Count Basie, Johnny Dodds, Ella Fitzgerald, Bunk Johnson, Freddie Keppard, Johnny Dunn, Billie Holiday, Sidney Bechet, Louis Jordan, Hot Lips Page, Henry “Red” Allen, Buck Clayton, Fats Waller, Kid Ory

Luminarias musicales:

Hot Fives, Vol 1, (1925-1926)

El más grande de los improvisadores del jazz tradicional produjo con sus Hot Five una de las primeras revoluciones en el género, al convertir el jazz en una música dominada por solistas virtuosos. En esta serie se encuentran algunas de las piezas maestras del jazz clásico (“Come Back Sweet Papa”, “Heebies Jeebies” o “Corner Chop Suey”) intepretadas por un magno quinteto: Johnny Dodds (clarinete), Kid Ory (trombón), Lil Armstrong (piano), Johnny St. Cyr (banjo) y Satchmo (trompeta).

Hot Fives And Sevens, Vol 1, (1926-1927)

El primero de siete capítulos de la colección que presenta a Armstrong conduciendo a sus Hot Five y Hot Seven, nos da una muestra de cómo se establecieron los novedosos métodos que Satchmo utilizó en ambas bandas para recomponer los cánones clásicos del jazz, a través de sus politonías y su flujo permanente de improvisación. Es la ruta señalada por él para las siguientes generaciones del swing y el bebop, y que prontamente marcaría una huella indeleble en luminarias futuras como Coleman Hawkins, Lester Young o Charlie Parker. Son las primeras 25 caras grabadas por Armstrong –en el período 1926-27-, todas ellas de una clara riqueza estética por sobre su valor documental.

Hot Fives And Sevens, Vol 3, (1927-1928)

Las grabaciones realizadas por Armstrong en el período 1927-28, junto con sus bandas Hot Five y Hot Seven representan una de las piedras angulares del género en su versión clásica, fundamental en cualquier colección de jazz. Esta es una serie ideal para los auditores que no escuchan jazz anterior al bebop de los ‘40 y sin embargo pueden encontrar innovadoras formas sincopadas. Armstrong ejecuta solos de trompeta de gran categoría, sobre todo en las improvisaciones con el Hot Seven de esa época (Johnny Dodds, clarinete; John Thomas, trombón; Lil Armstrong, piano; Johnny St. Cyr, banjo; Pete Briggs, tuba; y Baby Dodds, batería).

Complete RCA Victor Recordings, (1932-1956)

Al mando de una big band históricamente discutida, Armstrong grabó para el sello RCA Victor en diversos períodos (en 1932-33; en 1946-47, donde aparece Jack Teagarden en la codirección de una All-Stars; y en 1956). Aunque no alcanza el nivel de sus Hot Five y Hot Sevens, esta serie de cuatro volúmenes presenta una particular etapa en la carrera de Satchmo, actuando tanto como conductor de orquesta, solista de trompeta y cantante. “Hits Medley”, “That’s My Home”, “Hustlin’ And Bustlin’ For Baby” y “Snafu”, “Jack-Armstrong Blues” son algunas de las tonadas y solos destacables.

The Complete Town Hall Concert, (1947)

El 17 de mayo de 1947 se registró uno de las sesiones en vivo más importantes en la carrera de Louis Armstrong. Después de dirigir durante años una big band, reunió a un pequeño conjunto de jazz, siguiendo la línea del momento de los pequeños combos del bebop, y al mando de un sexteto de estrellas se presentó en el teatro Town Hall. El trombonista Jack Teagarden, el clarinetista Peanuts Hucko y el cornetista Bobby Hackett aparecen en gran forma en este concierto.

Satchmo At Symphony Hall, (1947)

El segundo de los grandes conciertos de Armstrong en 1947 (30 de noviembre) se grabó en el Symphony Hall, y presentaba a Satchmo en la conducción de su mundialmente famosa All-Stars. Para esta presentación salen al escenario Jack Teagarden (trombón), Barney Bigard (clarinete), Dick Cary (piano), Arvell Shaw (contrabajo) y Big Sid Catlett (batería), acompañando al trompetista, cantante y director Louis Armstrong. Son 15 piezas reeditadas del LP original, una muestra de lo mejor de su carrera.

Louis Armstrong Plays W.C. Handy, (1954)

Para muchos especialistas este álbum representa lo más destacado que Armstrong grabó en los años ‘50, lejos ya de su época de oro de Nueva Orleans. La All-Stars tiene al Trummy Young (trombón), Barney Bigard (clarinete), Billy Kyle (piano), Arvell Shaw (contrabajo), Barrett Deems (batería) y a la cantante Velma Middleton, interpretando un repertorio de 11 canciones firmadas por el popular W.C. Handy. “St. Louis Blues”, “Loveless Love”, “Beal Street Blues”, por ejemplo, son tres finas versiones por Armstrong y sus muchachos.

Armstrong/Ellington: Together For The First Time/The Great Reunion, (1961)

Los días 3 y 5 de abril de 1961 marcaron una fecha histórica en el jazz. Fue la única vez en que los dos dinosaurios del jazz clásico se unieron para grabar un álbum. Louis Armstrong y Duke Ellington llenaron aquellas jornadas de swing, alternando apariciones (Satchmo como solista estrella de la orquesta de Ellington, y Duke como pianista de la All-Stars de Armstrong). Una grandiosa reunión, tal como lo señala la leyenda en la cubierta del disco.