Miles Davis (1926-1991)

Protagonismo: trompeta, líder.
Estilos: bebop, cool jazz, hard bop, post bop, jazz rock, jazz fusión.

La trayectoria musical de Miles Davis, el más grande e influyente trompetista moderno, abarca casi 50 años de jazz. Tres revoluciones en el avance del árbol genealógico del género llevan su firma y, según el catálogo reunido a través del tiempo, su discografía oficial (editada por sellos de renombre) supera los 110 títulos. Leer más

John Coltrane (1926-1967)

Protagonismo: saxo tenor, saxo soprano. Estilos: hard bop, post bop, avant-garde.

John Coltrane no sólo es el más grande de los tenoristas modernos de todos los tiempos y el cuarto innovador de este saxofón en la línea cronológica. Es, como Charlie Parker, una figura única e irrepetible en el jazz, un genio del arte contemporáneo, palabra que en él debe escribirse con letras mayúsculas. Su imagen alcanza ribetes transtemporales superlativos, como aquel músico que tras la muerte de Bird fue capaz de dar la siguiente vuelta de tuerca a una música gastada por los años, revitalizándola y creando una nueva línea de acción perdurable y consistente. Leer más

Dizzy Gillespie (1917-1993)

Protagonismo: trompeta, composición, líder
Estilos: bebop, big band, latin jazz, jazz afrocubano

La imagen de la trompeta torcida, la barbilla de chivo, las gafas oscuras, la boina y las mejillas infladas al límite para soplar su instrumento es la estampa esencial del auténtico boper de los años 40. Dizzy Gillespie es eso y mucho más. El trompetista más innovador después de Louis Armstrong y antes de Miles Davis. Si Satchmo influyó en todos los trompetistas del jazz tradicional, Dizzy fue fundamental en los trompetistas del jazz moderno (partiendo por sus contemporáneos bopers Howard McGhee, Fats Navarro, Kenny Dorham y finalmente Miles Davis).

Leer más

Charlie Parker (1920-1955)

Protagonismo: saxo alto
Estilos: bebop

Resulta prácticamente imposible que el jazz vuelva a entregar un talento de generación espontánea tan avanzado como el de Bird (apodado así por el “vuelo” de sus solos). Charlie Parker es de esos músicos que sólo aparecen una vez cada siglo. Además, la figura más importante del jazz moderno y, con probabilidad, el más trascendental de toda la historia de la síncopa.

Produjo el mayor cambio en el pensamiento del jazz al quebrar los esquemas respetados de la tradición de Nueva Orleáns y del swing bailable de los años 30, e instaurar un nuevo lenguaje llamado bop. Con su irrupción en Nueva York desde 1939 en los clubes de Harlem (Minton’s y Monroe’s) y la calle 52 (principalmente The Three Deuces), Parker introdujo la improvisación y la intuición como conceptos fundamentales y omnipresentes, y los llevó hasta el extremo de la insolencia a través del vanguardista bebop, el jazz más caliente de todos los tiempos. Cuando Louis Armstrong ingresó en la escena del jazz cambió totalmente la forma de interpretación de la trompeta; pero cuando Charlie Parker hizo lo propio, debieron cambiar todos los instrumentos en el jazz: el saxofón, la trompeta, el piano, la batería, el contrabajo, todos.
Leer más

Duke Ellington (1899-1974)

Desde la ciudad de Washington DC surgió el músico que se transformaría en el más grande compositor de todos los tiempos en Estados Unidos. Edward Kennedy Ellington, más conocido como “El Duque”, fue un genio indiscutido, la piedra angular en la construcción de la gloriosa era del swing. Escribió centenares de piezas standards universales y atemporales, y dirigió espléndidas orquestas que le dieron color, sabor y sonido principalmente a los años ‘20 y ‘30.

Leer más

Louis Armstrong (1901-1971)

La leyenda máxima de la historia de jazz fue y será por siempre “Boca de saco” (“Satchelmouth”, que en contracción fonética sonaba “Satchmo”). Louis Armstrong es el símbolo indiscutible del género, el músico más influyente y la imagen transtemporal. Si Charlie Parker fue el innovador clave del jazz moderno, Satchmo lo fue en el jazz tradicional.

Leer más